¿Y si no hiciera “nada” con mis hijos estas Navidades?

La última entrada la escribí para cuidadores de preescolares (padres, madres, abuelos, canguros…) que quizás estén buscando alguna actividad nueva o distinta para hacer durante las vacaciones de Navidad.

Ésta la escribo para aquellos que, aún queriendo hacer cosas interesantes y creativas con sus preescolares, no encuentran la manera. ¿Falta de tiempo? ¿Falta de fuerzas? No lo sé. Sé que en mi caso, a una semana de haber empezado las vacaciones, mis mejores intenciones no están funcionando. Me veo inundada a diario con el cuidado de un bebé y uno de mis preescolares que está enfermo, no duermo del tirón, lo considero una victoria cuando consigo cocinar y recoger a medias. Esto no lo digo para quejarme, sino para reconocer que hay etapas más fáciles y más difíciles.

Ésta quizás sea una de las difíciles, pero esto es lo único que tengo que recordar: mis niños me quieren a mí, le quieren a To. Nos quieren unidos. Nos quieren escuchándoles. Nos quieren jugando a cualquier cosa sencilla que se hayan inventado. No piden excursiones complicadas – el único sitio al que quieren ir es al parque que tenemos al lado de casa. Los niños aman y perdonan mucho más de lo que pensamos los adultos. Disfrutan de sus padres mucho más de lo que nos imaginamos. Exigen mucho menos de lo que nos exigimos a nosotros mismos.

Igual que el año pasado, la lista de actividades que me han pedido para estas Navidades me conmueve por su sencillez:

  1. Hacer galletas.
  2. Jugar a “x” – con Papá o con Mamá (la mayoría de la lista contiene esta coletilla).
  3. Comer carne. :-) (Ésta es de Pon, de cuatro años. Se ve que me he pasado con la pasta y los potajes este otoño.)
  4. Dormir.
  5. Cantar.
  6. Hacer una pelea de almohadas.

Etc.

¿Haré alguna de las actividades más “complicadas” que no me han pedido? (Lo gracioso de la lista anterior es que buscaba las ideas más sencillas y fáciles de hacer, y ahora incluso éstas me superan.) Claro que sí. A lo mejor una o dos; si hay suerte, tres. Pero me quedo con la número 22 sobre todo: ESTAR. Al fin y al cabo, es eso, y sólo eso, lo que nos están pidiendo y que creará el mejor recuerdo de estas Navidades.

      

3312

 

2 Respuestas a ¿Y si no hiciera “nada” con mis hijos estas Navidades?

  1. carmen dice:

    Recuerdo un 6 de Enero, que después de dar los regalos a mis hijas (regalos que me habían costado dinero, y esfuerzo encontrar) se lo pasaron entero metidas en la caja del microondas que me trajeron los “reyes” a mí, con el que se hicieron una “nave espacial” la felicidad que tuvieron ese día la recuerdan siempre…ellos saben lo que es verdadero y lo mejor es “estar”.
    Me gusta leerte.

  2. Nova dice:

    ¡Qué bueno! Gracias por contármelo. ¡Un abrazo!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

 
manmeds.top | 502: Bad gateway

Error 502 Ray ID: 3e013f4e57167e21 • 2018-01-20 10:11:01 UTC

Bad gateway

You

Browser

Working
Detroit

Cloudflare

Working
manmeds.top

Host

Error

What happened?

The web server reported a bad gateway error.

What can I do?

Please try again in a few minutes.