Archivos con la etiqueta: prioridades

12 de enero de 2011

De embarazada, soñabas despierta con todo lo que harías con tu chiquitín. Con lo que le cantarías y leerías. Con tardes en el parque. Con manualidades en días lluviosos. Con tu caja de juguetes que desempolvarías para que descubriera sus contenidos. Con fiestas de cumpleaños por todo lo alto. En el mundo rosa de tus sueños, disponías de todo el tiempo…los recursos…la paciencia…la creatividad en el mundo.

La vida real con preescolares resulta chocante, sobre todo según se van acumulando responsabilidades, hijos, enfermedades, años, trabajo, necesidades. Y día a día luchas por recuperar tu sueño: ¿cómo encontrar tiempo para lo importante en estos años tan fugaces?

Una historia que me ayuda a recuperar la perspectiva es la de las piedras grandes. Hay distintas versiones, pero este video la ilustra bien.

Si no colocamos nuestras “piedras grandes” – nuestras prioridades – nunca habrá sitio (tiempo) para ellas. Se puede llenar el jarro de cristal no sólo de piedras grandes, sino también de gravilla y después arena. Un alumno que vio esta ilustración en una clase de gestión dijo que significaba que “no importa lo apretada que tengas la agenda, siempre puedes meter más cosas”, pero la realidad es que si la agenda se llena primero de “todo lo demás” (piedras pequeñas, arena y gravilla), no habrá forma de encontrar tiempo para las prioridades (las piedras grandes).

Ahora que hemos vuelto a la rutina, reflexiono sobre las vacaciones de Navidad con los niños, y pienso en lo que quiero traspasar a nuestra vida cotidiana. Como todas las Navidades, se nos ha llenado la agenda de compromisos, momentos de tensión, planes inesperados. Sin embargo, lo que ha marcado la diferencia este año es que tomamos el tiempo para colocar las piedras grandes.

Mis piedras grandes estaban en esa lista que hice con Pin y Pon, y aunque a veces se nos escaparan las circunstancias de las manos, siempre podía volver a la esencia de nuestras Navidades. La lista era larga y loca, pero hemos hecho más de la mitad de las cosas, y eso me alegra. Hemos creado recuerdos juntos, hemos establecido precedentes para tiempos en familia, nos hemos conocido mejor y nos lo hemos pasado muy, muy bien. Este año, quiero seguir poniendo primero las piedras grandes.

¿Qué “piedras grandes” quieres colocar tú?

  0