Archivos con la etiqueta: organización

13 de enero de 2012

Hoy ya terminamos esta mini-serie, que se trataba de compartir diez ideas que me habían ayudado en el 2011, por si os servían para este año.

  1. No sentarse.
  2. Aprovechar los ratos de cinco minutos.
  3. Intentar recoger el dormitorio antes que el resto de la casa.
  4. Involucrar a los hermanos.
  5. Preparar todo lo posible por la noche.
  6. Preparar conjuntos de ropa completos para utilizar en cualquier momento.
  7. Recoger contando.

Octavo-décimo consejos, 2012

8. Utilizar un temporizador/cronómetro. El temporizador me ha “salvado la vida” en cuanto a las tareas del hogar todo este año pasado, sobre todo cuando me encontraba mal o cansada por el embarazo. También va con mi personalidad porque tiendo a distraerme o a dejarme abrumar. El que utilizo es el del móvil, o si estoy usando el ordenador, abro esta página directamente. También lo utilizo a la hora de escribir; de esto ya hablamos en su momento.

9. Sincronizar nuestras agendas en Google. El año pasado ya empezó el desbarajuste en nuestra familia entre el sinfín de actividades de cada miembro de la familia. Intentábamos coordinar agendas pero siempre se nos escapaba algún dato. Google calendar al rescate – mi marido con su calendario, yo con el mío, y ambos sincronizados. Si no lo utilizas ya, quizás quieras probarlo para ver si facilita la comunicación y organización en tu familia.

10. Secar el perejil en el microondas. Este último consejo es la solución para tu vida entera. Vale, que no. Pero sí que te dará un perejil seco muy rico. Me gusta más que la variante comercial o que secarlo al aire o congelarlo. Como dice Karlos Arguiñano, “rico, rico”…y con esto, os dejo ya en paz. Que tengáis muy buen 2012, y no olvidéis dejarme algún consejo vuestro del 2011 en los comentarios.

  0
12 de enero de 2012

Cuarto-séptimo consejos, 2012

4. Involucrar a los hermanos. Tú no eres la única solución a los problemas de tus hijos: ¡también lo son sus hermanos! Con este planteamiento, ya no tienes que ser omnipresente. Enséñales a ayudarse, tanto el mayor al menor como el menor al mayor: que se ayuden entre ellos a abrocharse y desabrocharse el babi, ponerse los zapatos, colocarse el gorro, peinarse, echarse la pasta de dientes… A esta edad, lo encuentran divertido. Esto lo aprendí el año pasado durante el embarazo con Pun, cuando no podía ser “todo para todos”, una lección muy útil y necesaria.

5. Preparar todo lo posible por la noche. Esto ya lo sabéis muchos y lo practicáis, estoy segura, y yo me lo sé de memoria porque mi madre me lo ha dicho toda la vida. Pero he tardado hasta ahora en realmente ponerlo en práctica. Ahora por fin preparo la ropa, las mochilas, todo lo que puedo, la noche antes para que me vaya mejor por la mañana.

6. Preparar conjuntos de ropa completos para utilizar en cualquier momento. Ahora tengo un organizador colgado en el armario en el que coloco conjuntos de ropa para Pin y Pon que lo incluyan todo, hasta la ropa interior. Cuando estoy guardando la ropa que he lavado, aprovecho y preparo conjuntos nuevos para insertar en el organizador. Así siempre hay por lo menos dos conjuntos para cada uno en cualquier momento dado, y si yo estoy ocupada con la bebé, mi marido puede vestir a los mayores rápidamente sin tener que pensar.

7. Recoger contando. En el pasado os he hablado de recoger bailando, que funciona muy bien. Otra manera de recoger, sobre todo cuando están cansados del colegio, es decirles un número determinado de objetos que tienen que recoger – o que elijan ellos el número. Os diré un secreto: aunque digan de recoger siete cosas, seguirán recogiendo más allá del número porque les encanta hacer una demostración de cuánto saben contar.

Espero que estas cuatro ideas os hagan la vida más fácil en el 2012. Mañana más, que os dije que eran diez en total.

  1