Archivos con la etiqueta: juegos

22 de enero de 2012

Esta semana llego tarde porque To ha estado de viaje, pero con una idea que creo que os va a gustar.

Superactividad: Terreno en construcción con aparcamiento
Edad: 3-4 años
Materiales: 1-2 recipientes grandes de plástico; tabla tipo Velleda; un rotulador tipo Velleda; arroz, granos de café o arena; coches y camiones de juguete
Gasto: 2-5€
Tiempo de preparación: 5 minutos
Duración de actividad: Indefinida
Nivel de supervisión: 50%

Esta idea la vi en Pinterest pero no apunté el enlace, ni tenía cuenta en Pinterest por aquel entonces, así que no os puedo dirigir al artículo original en inglés. La verdad es que me llamó la atención, pero no tanto como para tomar nota.

Al día siguiente, Pon se puso malo y no pudo ir al colegio. Después de pasar media mañana con él, jugando y leyendo, empecé a desesperarme un poco porque también estaba con Pun y tenía que hacer la comida, y no veía la manera. Además, ya había utilizado su cupo de videojuegos y DVD. Así que me acordé de esta idea y se la monté rápidamente, pensando que se interesaría por ello unos diez minutos. Me equivoqué. Estuvo jugando con ello el día entero.

Con la tabla Velleda, se hace un aparcamiento con números. Esto fue lo que más le fascinó. Se dedicó el día entero a colocar sus coches, a borrar los números, a intentar escribirlos él, y así sucesivamente. En el recipiente de plástico eché arroz para que pudiese jugar con sus camiones a “construir” y moverlo de un lado para otro. (La foto no lo refleja porque la saqué al principio, antes de que jugara, pero al final resultó más práctico contar con dos recipientes.) También eché unas judías blancas que servían a modo de piedras. La autora original de la idea había echado unos granos de café que ya no le servían. Yo utilicé el arroz y las judías que uso para ayudar a Pin con su terapia, que siempre volvemos a guardar y reutilizar.

Siempre me resulta curioso cómo algunas de estas ideas tan sencillas resultan tener tanto éxito.

La supervisión es necesaria sólo en caso de que te preocupe que el arroz acabe por toda la casa o que intenten tragársela. En nuestro caso, la recogida posterior fue fácil porque a él también le preocupaba no “perder” su material de construcción.

Más superactividades preescolares en No soy Supernanny: actividades rápidas, fáciles y baratas para preescolares

  2