Siete ideas para involucrar a tus preescolares en las tareas del hogar

Michele y yo compartimos casa y carrera en la universidad y, entre otras cosas, siempre admiré sus capacidades organizativas. Esta foto de su hija de tres años me la ha mandado hace poco, y me ha hecho preguntarle cómo hace para involucrar a sus preescolares en las tareas del hogar. Tiene cuatro hijos, la pequeña no tiene ni un año y el mayor tiene siete años. Esto es lo que me ha dicho:

1. Sé realista. Tus hijos no podrán hacer cualquier tarea tan bien o tan eficientemente como tú, pero la única forma que tienen de aprender es probándolo ellos mismos. Acepta sus esfuerzos sin ser demasiado crítica, y se sentirán más motivados la próxima vez que les pidas ayuda.

2. Conoce a tu preescolar. Dependiendo de la edad y personalidad, algunos preescolares encuentran la mayor satisfacción en tareas que pueden hacer ellos solos – como recoger zapatos en la entrada y colocarlos en una balda en un armario o en el zapatero. Otras edades/personalidades se desaniman con facilidad cuando les pides que hagan algo solos, pero brillan realizando tareas que pueden hacer contigo, como guardar platos o hacer las camas.

3. Mantenlo todo muy sencillo. Mi preescolar de tres años todavía no puede doblar la ropa seca, pero le encanta juntar pares de calcetines y pasármelos para que los doble yo. Cuando termino, los mete todos en un cubo de plástico, los lleva a las cómodas de cada miembro de nuestra familia, y los guarda ella misma.

4. Delega las tareas que te irritan. En nuestra familia de seis, usamos mucho papel higiénico. Yo era la única que reemplazaba el papel higiénico y me estaba sacando de quicio. Hace poco, sin embargo, me tomé el tiempo para enseñarles a mis hijos de cinco y siete años cómo reemplazar el rollo, ahora resulta que a los dos les parece muy divertido. Ahora son la “patrulla del papel higiénico” y son los responsables de reemplazar cualquier rollo vacío que vean. ¿Por qué no se me había ocurrido antes?

5. Haz que el trabajo sea divertido. Si quieres que tu preescolar aprenda a fregar platos, empieza colocando un taburete delante del fregadero, llenando el fregadero con agua y jabón y dejando que juegue con algunos artículos de cocina que no se puedan romper – cosas como contenedores de plástico, coladores, cucharas grandes o batidores de alambre. Cuando termine de jugar, enciende el grifo y enséñale a aclarar el jabón y a ponerlos en una toalla o en el escurreplatos. En otra ocasión, cuando le des un cepillo o estropajo y le des algún artículo que en realidad sí que necesita un fregado, le seguirá pareciendo que está jugando. Dale una toalla para secar cualquier agua que salpique y hasta acabarás con los mostradores y el suelo un poco más limpios.

6. Ofrece incentivos. A mis hijas de tres y cinco años les encantan las pegatinas, así que funciona bien poner todas sus tareas en un póster y dejarles poner una pegatina por cada tarea que realicen. (Como todavía no pueden leer, hago un dibujo para representar cada tarea.) A mi hijo de siete años, sin embargo, no le podrían interesar menos las pegatinas, así que todavía estoy buscando ideas que le motiven.

7. Tareas aptas para preescolares:
– Sacudir el polvo: Dales un trapo o deja que se pongan calcetines viejos en las manos para limpiar los muebles.
– Limpiar el baño: Dales una botella tipo espray con agua o con una solución de dos vasos de agua y 2 cucharadas grandes de jabón para fregar. Déjales pulverizar el lavabo o el mostrador. El resultado final puede quedar poco uniforme, pero suele quedar mejor que antes.
– Vaciar papeleras: Tus niños pueden vaciar las papeleras de la casa en una papelera grande o cubo de basura. Mi niño de siete años puede sacar la bolsa de plástico de la papelera del baño, atarla y colocarla al lado de la puerta para sacarla. Después sabe dónde encontrar una nueva bolsa para meterla en la papelera del baño.
– Ayudar con la colada: Más allá de ayudar con los calcetines, los de tres años en adelante pueden aprender a doblar la ropa limpia. Empieza con algo sencillo como las toallas para el aseo antes de pasarles a algo más complicado. Hace poco también he empezado a pasarles a mis hijos pilas de ropa para guardar. Esto tiene sus más y sus menos: hay artículos de ropa que no se quedan doblados y es verdad que tienden a forzarlo todo en la parte delantera del cajón en vez de mantener la ropa en una pila ordenada.
– Ayudar en la cocina: Enséñales a tus preescolares a poner la mesa y a ayudar a meter y sacar los platos del lavavajillas. Otra idea que se me ha ocurrido hace poco: darle a uno una escoba y que cepille las migas de debajo de la mesa después de la comida. Cuando consiguen una especie de montoncito, les ayudo a meter las migas en el recogedor.

      

1255

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

 
403 Forbidden

403 Forbidden


nginx/1.12.2