Protocolo bloguero: sobre MAYÚSCULAS, intimidad, contenidos…

Seguimos con la serie de Cómo contar tus desvaríos en un blog y no morir en el intento. ¿Qué tal? ¿Ya has abierto tu blog? ¿Cómo van esas entradas? ¿Estás manejando el blog? ¿O el blog te está manejando a ti?

En esta entrada me gustaría cubrir unas reglas básicas de protocolo bloguero.

En las entradas de tu blog:

En cuestiones de estética, haz que tu blog sea fácil de leer. ¿De verdad hacen falta la musiquita de fondo y las mariposas revoloteando por la plantilla? ¿El fondo de diseño barroco en naranja con la letra de colorines distintos párrafo por párrafo? Ya sé que es tentador, pero muchos queremos, sencillamente, leerte, y que no nos cueste demasiado esfuerzo. Por eso, recomiendo una plantilla sencilla, de colores básicos, y una fuente fácil de leer y de un tamaño accesible, ni demasiado pequeño ni enorme. Y, por favor, NO ESCRIBAS TODO EN MAYÚSCULAS. Sé que puede resultar más fácil escribir así, pero da la sensación de estar gritando, o al menos, así se entiende en el ciberespacio. Así que si quieres enfatizar algo, subráyalo o ponlo en negrita, ocasionalmente utiliza mayúsculas, pero no escribas todas tus entradas y comentarios en mayúsculas.

No copies contenidos de otros sin pedir permiso o, si no puedes localizarles, sin decir de dónde lo has copiado. Algunos blogs o páginas web ya tienen publicados sus pautas de reproducción, algunos publican bajo Creative Commons; sólo tienes que prestar un poco de atención. Pero lo mejor de todo es ser creativa y producir tu propio contenido original de calidad.

Escribe para ti, pero también para los demás. Pregúntate, ¿qué les estoy dando? ¿Qué valor estoy añadiendo a sus vidas? ¿Qué estoy contribuyendo a Internet? Recuerda que tu blog tiene, potencialmente, un alcance mundial.

Si escribes sobre tus hijos o personas que conoces, piensa en su reacción al leerlo (en el caso de tus hijos, dentro de unos años). Intenta no comprometer su intimidad y no avergonzarles. Si tus contenidos son muy personales, quizás quieras utilizar un pseudónimo. O limitarte a escribir sobre ti misma, no los que te rodean. Sobre estas líneas, es aconsejable estar de acuerdo con tu pareja en cuanto al alcance de tu vida bloguera para que no se lleve sorpresas o disgustos.

En los comentarios de tu blog:

Sé cortés y amable con los que se toman el tiempo de comentar en tu blog. Puedes decidir si contestar todos los comentarios o no – depende del tiempo del que dispongas. Si alguien no está de acuerdo contigo, no te lo tomes a pecho, no estés a la defensiva. Recuerda que siempre puedes activar la moderación de los comentarios para que no se publiquen comentarios abusivos o indeseados.

Si puedes, aunque tengas poco tiempo, visita los blogs de los que te visitan a ti y déjales algún comentario recíproco. Es muy bonito formar amistades con otros blogueros, sean madres o no.

¿Preguntas, comentarios, aportaciones?

      

939

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

 
404 Not Found

404 Not Found


nginx/1.10.3