Primer consejo, 2012: No te sientes

Se ve que en Mujerdehoy.org hay ganas de empezar el año a buen pie, comenzando por la casa. Por un lado tenemos a Mercedes hablándonos de reformar el armario y por otro a Triple enseñándonos cómo organizarnos mejor en casa. Y, sorpresa, yo también ya tenía pensado compartir unos truquitos para empezar el año porque, aunque no os lo creáis después de hablaros de mis pésimos métodos para limpiar la casa en cinco minutos, me gusta sentirme a gusto en mi propia casa y tener las cosas ordenadas. Sin embargo, no se trata tan sólo de consejos para la casa.

A lo largo del 2011 he ido apuntando las ideas que he tenido o he recibido que realmente he implementado y han mejorado nuestra calidad de vida o mi forma de trabajar en casa. Algunas son cambios de concepto mientras que otras son un truco más, una manera de más sencilla o eficaz de hacer algo. En esta semana de vuelta al colegio, compartiré estas 10 ideas por si también os sirven.

Hoy el primer consejo:

1. No sentarse.

Apabullante, ¿verdad?

El sombrero no sé de dónde lo sacaría, pero así me quedaría yo.

No, en serio, tu culo es tu enemigo. Hay que estar de pie. Mucho. Sufrir. Trabajar. Erre que erre, como si estuvieran detrás de ti con un látigo.

:-) Vale, que no, que mi trasero no es mi enemigo (aunque confieso que después de tres partos, ya no lo veo tan agraciado). Lo que sí es cierto es que si veo una silla delante, y un ordenador delante de la silla, me lo pienso dos veces antes de sentarme. ¿Ya he terminado las cosas que tenía que hacer? O si me quedan unas cuatro cosas por hacer, ¿realmente es el momento de sentarme? Por la noche sobre todo, si me siento, mis piernas se convierten en hormigón, me apalanco, y no consigo nada, ni las cuatro cosas que quedaban. Así que esta loca se ha propuesto, en circunstancias similares, que si tengo que escribir un e-mail urgente, lo hago de pie.

Momentos hay para todo: para tirarlo todo por la borda, sentarse con los niños y dejar que todo se derrumbe alrededor. Pero si eres de las que se quejan de que no les cunde el día, como yo, ignora la voz del sofá y tira las sillas por el balcón (temporalmente). Y ahora ríe o llora, según te haya caído esta idea.

Fuente: Inspired to Action

      

3393

 

3 Respuestas a Primer consejo, 2012: No te sientes

  1. Triple dice:

    Por mi personalidad y la manera en la que fui educada, suelo preguntarme si ya terminé todo lo que debo hacer antes de sentarme a hacer lo que quiero hacer, así que ese no es un problema para mí. Mi problema es que a veces tengo que obligarme a sentarme y distraerme, por mi propia salud mental y el bienestar de mi familia, pues hay ocasiones en las que poco falta para que a ellos también los lave, los guarde, los sacuda o los planche… Pero estoy convencida que hacer algunas cosas de pie, nos obligan a hacerlas con más prestancia y rapidez.

    • Nova dice:

      Jejeje, muy bueno el comentario…creo que en una etapa más adelante tendré un problema parecido. Ahora mismo el sentarme significa desplomarme por el cansancio.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

 
404 Not Found

404 Not Found


nginx/1.10.3