Mamá…¡recréate!

Es herencia de mis antepasados, un sello que se ha ido imprimiendo de generación en generación y que reza así: No se disfruta de nada hasta que no se trabaje primero y se trabaje bien y hasta el último detalle. No se juega a la pelota hasta que se terminen los deberes. No se echa la siesta hasta que se frieguen los platos. No se ve la tele hasta que se pase la aspiradora. Amén y amén.

Muy bien. Me ha servido. Con una filosofía similar, he conseguido unas cuantas cosas en la vida. De madre primeriza, intenté aplicarla lo mejor que pude. Con otro niño, más o menos también, aunque la interpretación de dicha regla era cada vez más amplia. Con tres…tal vez las aguas del tiempo suavicen ese sello indeleble. Tal vez esté desaprendiendo y reaprendiendo.

Porque el tiovivo de la semana gira y gira.

Y si yo trabajo primero y disfruto después, no me enteraré ni de que había terrones de azúcar en la vida.

Con el agotamiento a cuestas, empiezo a entender que mi renovación es vital e incluso anterior al trabajo puro y duro de cada día. Que mi amor se resquebraja, mi salud mental tambalea, mis fuerzas se abaten cuando no me estoy recreando.

Pero cuando digo recreación, tampoco hablo de ocio, diversión, tiempo libre, ni siquiera descanso.

Por ejemplo, veamos una opción fácil: ver una película o una serie por la noche con mi marido. Apetece. Solo hay que usar un mando a distancia. Recibir con el cerebro hecho papilla y el cuerpo rendido. Me encanta una buena película, pero ¿es lo que más me satisface?

Otra opción fácil, esta tal vez durante el día. Ver qué está haciendo la gente en Facebook. “Conectar”. O no. Cotillear. ¿Me llena?

Otra opción más elaborada: quedar con amigas. (Y las amigas que me lean, que por favor no lo interpreten mal, pues ya he escrito en el pasado sobre cómo disfruto con ellas y me recuerdan que soy humana.) Pero como introvertida moderada en un ambiente tan social, ¿será lo que habitualmente me recargue las pilas?

Muchas revistas te animan a “cuidarte” = comprarte una faldita, pedir un peinado nuevo en la pelu o ir a hacerte la manicura. Pero ¿qué pasa cuando todas estas actividades femeninas, por mucho que te agrade el resultado final…te parecen más bien un mal necesario?

¿Qué es lo que te revitaliza?

Quiero darte una pista: en muchos casos lo que renueva es la reCREACIÓN. CREAR. No simplemente recibir las creaciones de los demás: recibir la película, recibir las conversaciones de los demás o recibir el peinado nuevo.

¿Qué te gusta crear y qué te reCREA a ti? ¿Qué te vuelve a anclar, devuelve el brillo a tus ojos, llena tu pecho de satisfacción, te bien-dice y por ende a los que te rodean?

Te animo a que hagas una lista de qué es lo que te renueva.

No te voy a decir cuántas veces a la semana debes recrearte, ni que debes tener un hobby. Solo te voy a animar a que saques un papel y hagas una lista de qué harías para renovarte si tuvieras el tiempo libre que no tienes. Después, tacha cualquier cosa que realmente no te llene o te emocione. Y finalmente, cuando puedas, empieza a apartar unos minutos de recreación auténtica y avivamiento en tu vida.

      

9072

 

8 Respuestas a Mamá…¡recréate!

  1. AD dice:

    Sí por favor, necesito reCrearme un monton de veces!

  2. Keila dice:

    Me ha encantado. Sigue reCREANDOTE para que refresques mis mañanas y mis lecturas. Un abrazo.

  3. Gisele dice:

    Gracias. Gracias por expresar perfectamente lo que sentimos muchas madres, y por el consuelo de poder compartir nuestras experiencias. Que Dios te bendiga en tus CREACIONES!

  4. Paz dice:

    Hola!
    Acabo de descubrir tu blog.
    Lo he estado ojeando un poco al azar y me ha encantado.
    Lo que más, la manera de desdramatizar las cosas, y el alivio que siento por pensar que intento hacer lo mejor posible el trabajo de la crianza junto con el padre de las criaturas (que también curra lo suyo en este proyecto), a pesar de que muchas veces me parece que no alcanzo los estándares…

    Gracias, gracias, gracias!!!

    P.S. Mi ‘recreo’ es aprender idiomas y planear viajes, excursiones y escapadas, en familia y en pareja (luego lo de hacerlos es otra cuestión ;-)!

 

Responder a Nova Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>