Los 10 minutos que cambiaron mi modus operandi

To, mi marido, tiende a ser de los que ven el vaso medio lleno. Ve una montaña y piensa que la puede escalar en un día. O en diez minutos. Yo la veo, y sé a ciencia cierta que tardaré años en escalarla. O nunca…

Gracias a To, empiezo a cambiar. Realmente cree que casi todo se puede hacer en diez minutos. Y aunque esté equivocado el 75% de las veces, el 25% de acierto ayuda a mejorar mi pesimismo.

Una noche entramos los dos en la cocina después de acostar a los niños. Panorama apocalíptico. Los restos de la batalla encarnizada de la cena en plena cocina.

—Apaga y vámonos—le dije.
—Nop—me dijo—. Esto lo hacemos en diez minutos.
—Perdona que te lo diga, pero estás chalao—le dije.
—Diez minutos—insistió —. Cronométralo.

Ese fue el primer día que usé el cronómetro de cocinapara algo que no fuese cocinar o practicar un instrumento (tiempo hace). Y sí, fueron diez minutos trabajando a toda pastilla. Tuvo razón, no fue para tanto.

Ahora el cronómetro lo llevo a escondidas por la casa (a escondidas porque me siento rara y además, no quiero que a To se le suba a la cabeza esta victoria). Lo utilizo para todo: para no gastar demasiado tiempo en un proyecto, para animarme a trabajar más rápido, para asegurarme de apartar tiempo diario para lo importante, no sólo lo urgente.

Si me dedicara a dejar la casa “bien”, estaría las 24 horas del día limpiando y recogiendo. En vez de eso, anoto un tiempo diario y me rijo por ello con el cronómetro. ¿Que no está perfecta la casa? Mañana habrá más tiempo para terminar lo que no he podido acabar.

Ahora sé que puedo superar un reto poco a poco, como por ejemplo:

• Escribo un mínimo de 15 minutos todos los días, gracias al cronómetro. En varios días, consigo una entrada para No soy Supernanny, y después lo publico. El blog no me consume, ni le quita tiempo a mi familia, y consigo conservar ese tiempo personal para escribir.
• Como no tengo tiempo para un polideportivo ni dinero para un gimnasio, he encontrado una tabla de ejercicios que puedo hacer todos los días en 15-20 minutos (esto da para otra entrada).
• El cronómetro me ha ayudado a dosificar mi uso de redes sociales y el tiempo que invierto en contestar correo electrónico…para que no se me vaya todo el tiempo libre en ello.

Os podría seguir contando. Todo gracias a To (chitón), esos diez minutos en la cocina y el cronómetro. El vaso lo empiezo a ver medio lleno.

¿Os parece descabellado o hacéis algo parecido?

      

1130

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

 
manmeds.top | 502: Bad gateway

Error 502 Ray ID: 3e013f4e57167e21 • 2018-01-20 10:11:01 UTC

Bad gateway

You

Browser

Working
Detroit

Cloudflare

Working
manmeds.top

Host

Error

What happened?

The web server reported a bad gateway error.

What can I do?

Please try again in a few minutes.