Lázaro, el click

La Biblia contiene unas historias estupendas que podemos contar a nuestros hijos y que les encantarán. Hasta la fecha, las dos historias bíblicas que más disfrutan Pin y Pon son la resurrección de Lázaro (San Juan capítulo 11, versículos 1-44) y el paralítico y sus amigos (San Marcos capítulo 2, versículos 1-12).

Ésta es una manera de contar historias de la Biblia que a nosotros nos encanta y que además exige muy poca preparación a nivel de tiempo y esfuerzo…y que a los niños les chifla (por lo menos a los nuestros). No tienes que preparar ninguna lección, ninguna manualidad, no tienes que ensayar antes. Solo tienes que haber leído la historia bíblica en cuestión por tu cuenta y saber transmitirla bien… usando clicks… oficialmente, figuras Playmobil. No necesitas clicks especiales. Los que tengas a mano son perfectos, y si no tienes Playmobil, echa mano de sendos muñecos de tamaño parecido.

Por ejemplo, para representar la historia de Lázaro, solo necesitas:
• 2 mujeres, Marta y María
• Lázaro
• Jesús
• Los discípulos – con 2 ó 3 vale
• Un siervo/mensajero
• La multitud – lo que tengas disponible

El único mobiliario que nos hace falta es una cama para el pobre Lázaro enfermo, un pañuelo de papel o papel higiénico para envolverle cuando se muera, y una especie de tumba (nosotros usamos una fiambrera que muestro a continuación).

A los niños les encanta que los involucres, así que es importante repetir frases clave a lo largo de la historia (que van aprendiendo para la próxima vez), hacerles preguntas según representes la historia, decirles a ellos que “abran la tumba” o lo que toque. A Pin la parte que más le gusta de esta historia es cuando Jesús grita: “¡Lázaro, ven fuera!”

El único problema de este método de contar historias bíblicas es que, si por ellos fuera, no pararías de contar historias en toda la tarde, así que hay que establecer antes que vas a contar una o dos, y que otro día contarás más.

Si además juegas de esta manera representando cuentos de hada u otras historias, es importante diferenciar y contarles que las historias bíblicas son Historia: sucesos que realmente ocurrieron. Encuentro que siempre, siempre es importante hacer esta distinción cuando les cuento algo, o cuando ven algún DVD, diciendo qué o qué no es histórico, además añadiendo que lo que estamos haciendo es tan solo una representación y que más adelante lo podrán leer en la Biblia por su cuenta.

Lázaro está enfermo en la cama, mientras María vela por él y Marta envía un criado (el del sombrero cowboy) a avisar a Jesús.

Jesús, el de verde, habla con sus discípulos y espera unos días antes de ir a ver a Lázaro.

Marta y María lloran ante la tumba de Lázaro con todos sus amigos.

Jesús consuela a Marta y le dice que Él es la Resurrección y la Vida.

Lázaro sale de la tumba envuelto en un sudario, y Marta y María le dan las gracias a Jesús mientras la compañía presente alucina.

(Véanse también las aventuras de David, el click.)

      

1073

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

 
404 Not Found

404 Not Found


nginx/1.10.3