Diviértete más en casa

Conseguir que la gente tire más basura a la papelera.
Que elija subir escaleras a pie en vez de subir por las escaleras mecánicas.
Que cumpla con los límites de velocidad.
Que recicle botellas de vidrio.

Son algunos de los logros de thefuntheory.com, una iniciativa de Volkswagen desde 2009. Su “teoría de la diversión” consiste en hacer algo sencillo y divertido para mejorar el comportamiento humano.

Aquí tenéis un botón de muestra: Piano stairs – TheFunTheory.com – Rolighetsteorin.se

No lo consiguieron ni con dinero, ni educación, ni repetición, ni promesas…lo consiguieron con diversión.

Si la diversión convence a un adulto, ¿cuánto más a un preescolar?

Hazlo divertido.

Hace unos meses me pregunté por qué nuestras comidas eran rutinarias, aburridas y hasta estresantes. Y por qué cocinar me parecía un suplicio. Me empecé a dar cuenta de que si queríamos mejorar la hora de la comida, tenía que cambiar el decorado, el ambiente y hasta la ubicación de la comida.

Por urgencia más que por comodidad, estábamos comiendo siempre espachurrados alrededor de una mesa pequeña en una cocina mediana, rodeados de los azulejos anticuados de nuestro piso de alquiler, el cubo de la basura, y, a un palmo, una pila de platos sin fregar. Rápido sí, pero casi nunca conducente a conversaciones civilizadas ni qué decir de modales en la mesa. En efecto, nos estábamos convirtiendo en trogloditas. Y a mí, comer en un entorno así, no me inspiraba nada ni a la hora de cocinar ni presentar la comida.

Me di cuenta de que para inspirarme tenía que hacerlo más divertido. Un poco más de esfuerzo, y todos disfrutaríamos más. Así que los días que puedo, que no son todos, Pon y yo nos ponemos manos a la obra antes de recoger a Pin del colegio. Llevamos todo en una bandeja al salón y ponemos la mesa. Según qué día, elegimos un mantel u otro, unos salvamanteles, unas servilletas de colores, unas velas o un CD de música que nos guste. Pon ya sabe dónde va todo y con un poco de suerte lo va colocando todo mientras ultimo los detalles de la comida. Ya me apetece hacerla y servirla de otra manera, porque sé que la vamos a disfrutar más, y a lo mejor en alguna ocasión hasta sirvo una ensalada o unos entrantes de una forma más interesante – no porque haya invitados, sino porque así comemos mejor y más a gusto.

Como por arte de magia, los niños ya no gritan en la mesa y ya no tiran los cubiertos al suelo porque tienen espacio para moverse. Hasta nos turnamos haciéndonos preguntas y hablando como seres civilizados.

Es un pequeño ejemplo de lo que puede cambiar en una casa una idea positiva o una iniciativa divertida.

¿Habéis mejorado alguna rutina familiar a través de la diversión?

      

889

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

 
404 Not Found

404 Not Found


nginx/1.10.3